jueves, 16 de julio de 2015

PENAS CON PAN

Mi abuela muy aficionada a los refranes, repetía con mucha asiduidad el siguiente,  “Penas con pan son menos penas”.

Hago referencia a ese aforismo por unos acontecimientos recientes, concretamente las despedidas de sus respectivos clubes de los extraordinarios jugadores Xavi Hernández e Iker Casillas.
              
Ambos han ganado todo lo ganable en sus equipos como en nuestra selección nacional. Son unos auténticos caballeros, prueba de ello fue el galardón que obtuvieron en el 2012 donde les fue concedido el Premio Príncipe de Asturias a los Deportes, entre otros méritos  por sus ejemplares  compañerismos .Como aficionado al fútbol les proceso admiración y cariño por ser como son,  tanto dentro como fuera de los terrenos de juegos.

A los dos los vi llorar en las ruedas de prensa donde anunciaban sus desvinculaciones del Barcelona y del Madrid. Ahora bien para nada me conmovieron sus lágrimas, llantinas que ni condeno ni repruebo, ¡válgame Dios! , pero que no me inmutaron para nada.

En esta vida,  todo tiene un principio y un final,  el tiempo pasa para todos y termina por no perdonar,  el nivel  de exigencia de los equipos en los que militaron es  de los más grandes del mundo. Personalmente creo que han acertado eligiendo el momento de la salida, siendo todavía auténticas figuras, antes de salir por la puerta trasera.

El otro apartado es el económico. Xavi se ha marchado a Qatar, ganando un montón de millones de petrodólares,  ha colocado a toda su familia  hasta un pariente lejano de Cuenca. Iker no ha renunciado a un solo euro de su contrato  que le unía al Madrid que finalizaba dentro de dos temporadas y está en su derecho  , para que se marchara el Real ha tenido que pagar parte de su  ficha, ya que el Oporto no podía hacerse cargo de tan elevado montante.

No me considero una persona insensible, quizá todo lo contario, paro le doy la razón a mi  abuela. Penas con Pan son menos penas