jueves, 15 de diciembre de 2016

Personajes. Paco El Fotógrafo

Paco el fotógrafo
Muchas, me atrevería a decir que la inmensa mayoría de las fotos  del recuerdo  que están apareciendo en la red. Ilustrando  publicaciones como libros de ferias u otras . 

Las plasmó el personaje de la fotografía. Que no es otro que Francisco Jiménez  Holgado, conocidos por todos como Paco el Fotógrafo. 

Repasemos brevemente su biografía. Paco nació en el 1910, nada más ni nada menos que el sevillano barrio de Triana.

Con siete años falleció su padre. Debido al  estallido de  la guerra civil,  se trasladó hasta la localidad de Algatocín (Málaga), de donde procedía su familia.



Desde esa localidad se desplaza por los pueblos en bicicleta cargando con su pesada máquina, después de la bicicleta vino la moto y cámaras mucho más manejables.

El oficio de fotógrafo lo aprendió del segundo esposo de su madre. Esa fue su profesión prácticamente hasta su muerte en 1981  en San Martín del Tesorillo, donde había fijado su residencia y montando un estudio en el  1970.

La imagen que tengo de Paco, era la de un hombre serio de aspecto, pero con un fino sentido del humor. Un cigarrillo siempre en la boca, con la rara habilidad que lo sujetaba con los labios, no impidiéndole para nada mantener una charla.
Paco a la derecha, con su cámara y su cigarrillo.

Aparte de la fotografía  y el tabaco, su otra gran afición era la cría de canarios. Recuerdo cuando pasaba frente a su vivienda, la fachada estaba repleta de jaulas.

Pueden pensar que si se dedicaba profesionalmente a la fotografía es normal que ahora aparezcan las instantáneas, por supuesto. Pero nuestro personaje era algo más que un simple retratista. Esa vocación le hizo captar situaciones de la vida cotidiana, que con el tiempo se convirtieron en documentos gráficos de nuestra historia. Valga como ejemplo la retirada de la fuente en el centro de la Plaza y muchas más


Él se encargo que sus hijos aprendieran el oficio, algunos de ellos se dedicaron igual que su progenitor profesionalmente a la fotografía. Todos recordamos a Pablo, esa entrañable persona que desgraciadamente se marchó antes de tiempo.


Soy de la opinión que a lo mejor sin pretenderlo o tal vez si. Ha tenido mucha importancia en que tengamos imágenes de nuestro reciente pasado. Como dice el proverbio, "Una imagen vale más que mil palabras".

Durante mucho tiempo fue el fotógrafo , si no de una forma oficial pero si oficiosa de nuestro querido pueblo