La Portada

El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

viernes, 1 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE


            



   No creo errar al pensar , que  el mes cuya llegada es la más celebrada sin dudas es   Enero. Nada más aparecer, damos  riendas sueltas a todos nuestros júbilos, con el deseo de lo mejor para todos.

Sin embargo no reparamos  en la importancia  que tiene Septiembre. Mirándolo bien es el  mes donde más cambios se producen, donde puede que esté el verdadero punto de inflexión de algo que acaba y algo  que empieza.

               --Finaliza  el verano y con él los calores, al menos por las noches refresca, dormimos más y mejor , aunque siempre está el veranillo de San Miguel.

--Comienza el curso político y nuestros representantes públicos,  reemprenden sus esforzadas, sacrificadas y arduas labores, ¿o no?

               --Las terrazas de los bares y restaurantes dejan de estar atiborradas.

               --Se dan por terminados los domingos de playa o piscina.

               --Tiempo de promesas, como apuntarse al gimnasio, dejar de fumar o ponerse a dieta

               --Las ferias, verbenas populares, conciertos, noches en blanco etc.,  tocan a su fin a la espera de un próximo año

               --Se acaba el bullicio nocturno, las charlas de vecinos al fresco, barbacoas  y demás, causas de molestias para algunos, perturbando el descanso.

               --Nos volvemos más hogareños.

               --Para los aficionados al fútbol en este mes es cuando verdaderamente entran en ebullición las distintas competiciones.

               --Retomaremos aquello que no corría mucha prisa y que aplazamos para después del verano.

               --Tiempo de recuperación para los estudiantes que suspendieron en junio

               --Finalizan las vacaciones, vuelta a la rutina, al trabajo.

               --Comienza el nuevo curso escolar, para alegría de los padres.





Septiembre nos devuelve a la normalidad, puesto que  el verano es un periodo que en cierto modo invita a lo extraordinario, salimos, nos divertimos, comemos, bebemos más.

No sería nada descabellado agenciarme  una agenda escolar esa que va de Septiembre a Septiembre, porque en realidad ese  periodo puede que sea el verdadero año natural.

Acabo con un refrán que le viene como anillo al dedo.


"Septiembre sereno, ni malo ni bueno”