Esta portada, es obra de David Solis Illana,pintor tesorillero, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

En ella , David ha querido transmitir lo siguiente. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

lunes, 18 de junio de 2018

LA FERIA A DEBATE






Francisco Quirós "Pacurro"
Hacen casi veinte días que finalizó nuestra Feria. Creo que es el momento oportuno de tratar  algunos aspectos de nuestra fiesta mayor.

De todos es sabido, como andan las arcas de nuestra Entidad Local, antes recordar que una de las competencias que tiene delegada por ley es la de festejos. Como decía nuestra ELA, está sufriendo la mala gestión de equipos anteriores. Según mi información a la llegada del nuevo equipo de gobierno la deuda sobrepasaba el millón de euros.



Dicha situación tiene condicionado el capítulo de gastos. Eso conlleva que el equipo de gobierno tiene que hacer encaje de bolillos, para poder cuadrar las cuentas.  Pagar lo que se debe anteriormente y afrontar los gastos del día a día.

Con esa premisa, no podemos aspirar a una feria suntuosa, de grandes actuaciones, orquesta caras, bandas de música, suntuosas carrozas, etc.,  que muy pronto veremos muy cerquita de nosotros. Pero debemos tener los pies en el suelo y ser realista. Allí hay dinero, por cierto que para mi gusto lo saben gastar, ¡olé!. y aquí no lo hay, por ahora.

He charlado  con  varias personas muy  sensatas, las cuales me han manifestado, que la feria necesita un impulso, que la ven un tanto mustia, caída. Argumentando   las fechas en las que se celebra,  proponiendo que hay que retrasar la feria, buscar  un hueco en julio y agosto, alegando que los estudiantes están fuera, que por regla general, cae en época de exámenes , que la climatología también influye y lo peor de todo, que hay que invertir en ella . Como alternativa al cambio de fechas,  el domingo de Corpus se celebre con la solemnidad de antaño y se realice una pequeña verbena, manteniendo así en cierta forma la tradición

Muy respetable sus opiniones. Ahora bien, siempre se ha celebrado, coincidiendo con el Corpus y durante muchos años, ha sido un referente en la comarca.

Afortunadamente a pesar de las dificultades, hace mucho tiempo que existen muchos estudiantes, Castellar la celebra el primer domingo de mayo, no tengo noticias que quieran cambiar las fechas.  ¿ No serán otros los problemas?.

Cada año un nuevo fenómeno está en claro ascenso, no es otro que la feria de día. Si un viernes empiezas a las cuatro de la tarde hasta las diez de la noche, a tope. Por la noche no te quedan ganas nada más que de trincar el sofá, así el viernes noche aparte de la casetas, el paseo central estaba sencillamente desangelado. Como me decía mi padre, leche, chivo y que la cabra esté gorda, es imposible.

Todo pasa, porque se propongan soluciones, que el pueblo se manifieste, tengo la completa seguridad que tanto Jesús, como Marga y la comisión de fiestas, las recibirán encantados. Yo personalmente me aferro a la tradición, Feria del Corpus, pero doctores tiene la iglesia. 

Es el sino de los humildes, mucha imaginación y a estirar el chicle