lunes, 27 de julio de 2015

RADIO AZAHAR

En Marzo de 2010, a petición de Rosi Estorach, redacte el escrito que va a continuación, fue publicado en el Rincón de Rosi 

Otoño de 1989, Octubre o Noviembre, no recuerdo con exactitud, pero no tiene mayor importancia. Por aquel entonces comienzan a proliferan emisoras de radio que emitían en frecuencia modulada (F.M.), en todo el territorio nacional, emisoras que las calificaría como ilegales, ya que sin tener autorización expresa, se aprovecharon del vacío legal al respecto y comenzaron a emitir, creciendo como setas
Tesorillo no podía ser menos así que un grupo de jóvenes, entre los que recuerdo a los primos Riscos, Paco Cazorla y otros que me perdonen por no recordarlos, decidieron crear una de esas emisoras, a la que llamaron Radio Azahar, recuerdo la primera frecuencia 89.7. Se ubicaron en una pequeña habitación del Salón Parroquial, que cedió amablemente el párroco por aquel entonces Pedro Velo González, un excelente sacerdote y una magnifica persona, fiel reflejo de lo que debe ser un buen pastor.
Los medios... de risa, aquello se parecía más a una historieta de Mortadelo y Filemón que a unos aparatos de una emisora de radio, pues funcionó, la antena se instaló en la torre de campanario de la iglesia, repito, con unos medios muy pero que muy precarios, aquello comenzó a emitir, los creyentes le atribuyeron el milagro al estar ubicado en los aledaños del Templo
Como curiosidad lo primero que emitió Radio Azahar, fue una canción de Dire Sraits titulada Sultan of Swing.
Ni que decir tiene que conocimientos de hacer radio, los justitos por no decir ningunos, con mucha ilusión comenzaron los programas. Me viene a la memoria los de "LA MAÑANA" de Juan Riscos, "El Disco al Puchero" y "Música Maestro". "Bocadillo de Uralita" de Juan López Vicario, "La música de nuestra tierra" de Pili Serrano y Loli Ruiz y otros, como uno que hacía por la tarde noche María José Pro, la verdad que la variedad al principio fue mucha y variada, para haber hasta uno de música Punki.
El que suscribe tuvo su parcela, vinieron a verme y me ofrecieron la parcela deportiva, les prometo que no les costó mucho convencerme, bauticé mi programa como “Azahar Deportivos”, la información era en su mayor parte de fútbol y lógicamente sobre la Unión Deportiva Tesorillo. La emisora adquirió una popularidad que nadie o casi nadie esperaba, la aceptación entre la población fue casi unánime, al parecer aquello de reconocer la voz que le hablaba a través del receptor, escuchar vivencias del pueblo gustó.

Sucedieron acontecimientos que ayudaron a incrementar su popularidad, el primero fue la reforma sanitaria, por aquel entonces se dotó a Tesorillo de un segundo médico, pero las guardias nocturnas se efectuarían en San Enrique de Guadiaro, dicha reforma no fue del todo bien comprendida por el vecindario, o no fue lo suficientemente explicada, la inquietud llegó a la población que no entendía que con dos facultativos no hubiese ninguno de noche, hubo un revuelo y la radio fue un medio neutral de información, aunque algún que otro tesorillero relevante, no lo percibiera así viendo brujas donde solo había escobas, al final en una mesa redonda el Alcalde Presidente de aquel entonces don José Carracao, aclaró la situación utilizando la emisora calmando al vecindario. Pero el hecho hizo que Radio Azahar, tomase un protagonismo insospechado fue la polémica por la extracción de áridos en los ríos Guadiaro y Genal, tema controvertido donde los haya, ya  que por un lado estaban los que se oponían a la extracción por considerarlo ilegal, por otro las familias que vivían de dicha extracción y que se sentían agraviados. Fueron muchos los debates y las opiniones encontradas, la radio estuvo allí, creo sin temor a equivocarme de una manera neutral, por supuesto dentro de la radio había opiniones para todos los gustos, que se manifestaban a título personal, sin identificar para nada a Radio Azahar, todo el que lo quiso tuvo los micrófonos abiertos para emitir su opinión.
Pasado unos meses se alquiló una pequeña vivienda y nos trasladamos a la calle Túnel, buscando mas horario, sobre todo nocturno, en aquel lugar nació para mi modesto entender, no el mejor programa, pero si el más transcendente, “Sentaito al fresco”, programa nocturno, que hacíamos a la limón Emilio Soler, Juan Riscos y el que suscribe. No existía guión todo comenzaba eligiendo las noticias más relevantes de la prensa y a continuación una charla entre amigos, sobre cualquier tema, aunque parezca mentira, todas las noches nos faltaba tiempo. El tema de la extracción de áridos se trato varias veces, con pasión e interés, sin pecar de arrogante creo que fue todo un éxito. No quiero olvidar como un grupo de madres afectadas por el terrible problema de la droga, hacían un llamamiento desesperado, Radio Azahar contribuyó a dar un soplo de esperanza para aquella autentica desgracia.
Pero si precarios eran los medios, imaginasen los de la unidad móvil, no se como definirlo, pero aquella unidad móvil era esperpéntica, pero funcionaba, se retransmitieron procesiones de semana santa y carnavales, ¿como?, no lo sé, por arte de magia.
Pasado un año más o menos llegó el cierre, Telecomunicaciones tuvo noticias de la emisora y muy amablemente nos invitó al cierre, en honor a la verdad para muchos fue un alivio, ya que mantener la emisión de programas estaba siendo harto difícil, todos tenían sus ocupaciones y era muy problemático atender las exigencias de la radio local, pero fue bonito mientras duró y los que formamos parte de ella, guardamos unos bellos recuerdos.

Quiero terminar con la siguiente reflexión, ¿qué hubiesen sido capaz de hacer aquellos jóvenes, con los medios técnicos actuales?.