La Portada

El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

miércoles, 23 de marzo de 2016

COSTALEROS




Llegada estas Fiestas, religiosas, culturales o folclóricas, o las tres juntas. Personalmente yo me inclino porque tienen manifestaciones de la tres .Quiero hablar de los costaleros o cargadores.
Me limito a opinar sobre los de San Martín del Tesorillo, de los que tengo algo de conocimiento.
Aunque no creo que corra peligro la salida a la calle de nuestras imágenes, soy sabedor que están atravesando ciertos problemas. Contrariedades que no son de este año, las llevan sufriendo desde hace dos o tres.

En los noventa, se creó la Asociación de Costaleros de Nuestra Señora de los Dolores y El Cristo de la Buena Muerte, con su directiva perfectamente conformada. Sus sendos capataces, estableciendo una cuota anual, la cual se destinaba a sufragar gastos de las dos procesiones.
Durante bastantes años, la organización de dicha Asociación fue casi perfecta. Se confeccionaron túnicas para los costaleros, medallas, se ganó aún más en belleza y esplendor.
 Se ensayaba con antelación. El acceder a tener el honor de cargar a una de las dos imágenes que salen en procesión la noche del Viernes Santo, era cosa harto difícil. Hasta dos años de espera podía costar.
Puede que por la desidia de algunos, por la crisis, fueron muchos los que mostraron sus reparos a la hora de satisfacer la cuota.
Ante tal situación, surgió una nueva directiva, la cual tomó la decisión de buscar ingresos extraordinarios. Como verbenas populares y otros. Dos años aguantaron, seguro que sus razones tendrían para cesar en sus cargos.
La asistencia a los ensayos, fue disminuyendo de forma significativa. Es más el pasado año, el número de costaleros igualmente se vio mermado . Con la consiguiente carga, para los que si portaron a los pasos. Me consta que terminaron bastante cansados.
De no ser por la iniciativa casi a última hora de unos pocos, no se sabe bien que hubiese ocurrido, si se hubiesen celebrado o no nuestras procesiones.
Este año, un entusiasta Antonio Tineo Leiva, le ha echado valor, haciéndose  cargo de la organización.
Procesión Viernes Santo. Años 70.
Nuestras administraciones municipales, Ayuntamiento, Entidad Local Autónoma, no están muy por la labor. Según me manifestaba Antonio Tineo, la subvención de la ELA, es muy módica, el Ayuntamiento dice que no puede aportar nada. A la fecha de escribir el presente, hay serias dificultades para poder contratar una banda de música, lógicamente porque el presupuesto no da para más. No descarten que por primera vez en cuarenta años, no haya banda
No entro a valorar dicha decisión, porque entre otras cosas, no tengo conocimiento de causa suficiente, para emitir una opinión.
Solo diré al  respecto que tanta austeridad, puede que justificada. Se aplique en todos los órdenes de la política municipal, en cuanto a fiestas. Con la premisa, que no existan, ciudadanos de primera y de segunda.
Recuerdo, en mis tiempos de monaguillo. Cuando las procesiones las organizaba, el Maestro Cerralbo, todo un caballero, buenísima persona. Los costaleros, ni vestían túnicas, ni ensayaban, solo se limitaban a amarrar sus pañuelos a los varales de los pasos, en señal de reserva. Les aseguro que sobraban pañuelos. La devoción y el fervor eran los mismos o quizá más.
Finalizo con la siguiente la  reflexión. El pueblo de Tesorillo, tiene dos opciones, las dos muy respetables. Bien que no se celebren procesiones, o arrimar el hombro, sobre todo en lo económico, cada cual según sus posibilidades.
Nosotros mismos señores.