viernes, 6 de mayo de 2016

EL BURRITO DEL FACEBOOK




Hace pocas fechas, apareció en Facebook, la fotografía que acompaña a este escrito. En ella se denunciaba el supuesto estado de abandono de un pollino. Información del todo falsa como quedó demostrado.
 La noticia corrió por la red, más rápido que la pólvora. A las pocas horas  de su publicación, había tenido más de tres mil visitas y la compartieron al menos doscientas personas.

El revuelo fue total, se recibieron un gran número de llamadas, interesándose por el estado del burrito. Unas en tono cordial, otras no tanto. Una  protectora de Málaga, concretamente  El Refugio del Burrito, se ofreció hacerse cargo del animal.
Tanto transcendió la noticia que dos agentes, de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, la conocida como Policía Autonómica, intervino de oficio. Comprobando que lo publicado,  no tenía nada que ver con la realidad.
Que conste que no tengo nada que objetar, que la gente se preocupe por el trato a los animales. Para nada un animal deba ser maltratado o no tenga las condiciones idónea mínimas e indispensables de vida.
Afortunadamente nuestro ordenamiento jurídico, recoge como delito el mal trato animal, al margen de otras disposiciones administrativas que sancionan  infracciones al respecto.
Dicho lo cual, la noticia me hace reflexionar en lo siguiente:
 Con el riesgo de caer en la demagogia. Si en vez del burro, aparece en la foto, una persona. ¿La reacción hubiese sido la misma?
Esto viene a demostrar que antes de hacernos una opinión, reaccionar, tomar una decisión, sobre las noticias publicadas en las redes sociales, debemos ser muy cautos. Porque hay mucha mentira y mucha falacia, circulando por el cíber espacio
Visto lo visto, se puede aplicar el proverbio chino, dicho popular o lo que fuere que dice.

No te creas nada de lo que te cuente. De lo que veas solo la mitad.

I