viernes, 17 de junio de 2016

¿ Nos estamos americanizando?



Ayer por la tarde, pude observar una gran afluencia  de padres, abuelos y demás familiares en las puertas del Colegio Público José Luis Sánchez.

El motivo no era otro, que  la graduación de los alumnos que finalizaban la etapa escolar de educación infantil,  niños  con una edad de seis años o próximos a cumplirlos.


Los infantes, iban vestido con su correspondientes togas y birretes, indumentaria  con cierto sabor a  película americana

 No presencié el acto de dicha graduación, pero por los aplausos, megafonía, discursos y demás, aquello tuvo enjundia.

 Nada  que objetar a ese tipo de eventos, si los padres y el profesorado quieren, doctores tiene la iglesia .

Ahora bien, estamos implicando a los niños en eventos , para mi gusto no acorde con su edad . Me pregunto y lo dejo en el aire.  ¿ Un niño o niña de seis años, percibe la esencia de esa celebración  ?
 o se trata que algún año  y hace tiempo ya, a un profesor o padre iluminado tuvo esa feliz idea, sin pararse a pensar en el menor, que  es el verdadero protagonista de la historia y por inercia se ha continuado a través de los años.

Aprovecho esta ocasión, para emitir mi opinión, educada y respetuosa, sobre la Mini-corte de la Feria. Fue una invención de determinadas madres, que no se pararon pensar en los pequeños, que no tienen edad para ello, por consiguiente no saben de que va toda esa parafernalia. Considero que les produce más molestias que satisfacciones

Otra reflexión que me ha llevado el acto de ayer tarde . Es la cantidad de celebraciones  que efectuamos .  Cumpleaños, Santos,  Aniversarios de bodas, Comuniones, Bautismos , Bodas, Despedidas de solteros, Jubilaciones, Graduaciones, Encuentros, Comida de Navidad, Despedida de compañeros, Comida de Socios, Comida de mujeres, Comida de Pensionistas. Bodas de platas, Bodas de Oro. Reunión de antiguos alumnos, Generación del tal año y un largo etcétera.

Como  comentaba días pasados  y para mí muy acertadamente el excelente juez don Emilio Calatayud ,  nos estamos americanizando.

Por supuesto que cada uno puede celebrar lo que le venga en ganas, faltaría más. Pero eso no es óbice , para  que pueda dar mi opinión.

Celebremos interiormente que al menos estamos vivos y otro día hemos visto salir el sol.