martes, 21 de junio de 2016

PIE DE FOTO. MARCH Y BURGUERA

Juan March, en el centro. A su derecha, con gafas, se puede ver a Raimundo Burguera.

Navegando por Internet. Descubrí  esta foto, cuya calidad no es muy buena, pero si es un documento gráfico muy interesante para los tesorilleros.

Los dos personajes que nos interesan son. En primer término el señor con gafas de la izquierda y calvo no es otro que el magnate  Juan March


March, adquirió  la Sociedad Industrial y Agrícola del Guadiaro a Los Larios allá por el 1928. En el 1940, comenzó la parcelación que duro unos  diez años aproximadamente.

El otro personaje que más nos interesa, y  que si tuvo mucha vinculación con Tesorillo,  es el que está  a la derecha  también con gafas, se trata de Raimundo Burguera.  En un principio secretario personal del magnate, posteriormente  fue administrador general,  hombre de confianza de March, el que hacia y deshacía, el hombre fuerte. Puede que Tesorillo fuese el trampolín para terminar convirtiendose en una persona con un  extraordinario poder,  muy bien relacionado con las altas esferas  del régimen de Franco.

Tal  era la confianza de March hacia Burguera , que en su testamento le nombró albacea, manteniendo un largo y duro litigio con los herederos. Además en señal de agradecimiento le hizo participe de la empresa Uralita.Se comenta  que los herederos,  tuvieron que indemnizarle con la cantidad de mil millones de pesetas , estamos hablando de los años setenta

De Juan March, hay mucho escrito y no todo bueno. Sobre Burguera, les contaré, impresiones que me contó mi padre, que estuvo a sus ordenes varios años.

Hombre duro,inflexible, frío y calculador, que no le temblaba el pulso, cuando tenía que desahuciar a cualquier modesto  colono, cargar en  una carretera  los pocos enseres y ponerlos del puente allá.

No solo fueron  las noticias de mi padre. Tuve  la ocasión de hablar con algunos tesorilleros, que ya no están entre nosotros,  los cuales corroboraron la dureza de ese hombre . Les puedo asegurar que no eran simpatías precisamente las que levantaba este señor.

Para bien o para mal, fue un persona  vinculada  a nuestra historia.Que residió en nuestra localidad y que dejo huella.