Esta portada, es obra de David Solis Illana,pintor tesorillero, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

En ella , David ha querido transmitir lo siguiente. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

viernes, 15 de junio de 2018

OPINIÓN. DISCRIMINACIÓN NI POSITIVA NI NEGATIVA


Resultado de imagen de manifestación mujeres en españa

PUBLICADO EL 12/06/2018. EN EL BLOG, VOCEANDO. DEL QUE ES ADMINISTRADORA ROSA ESTORACH 


Recientemente hemos tenido nuevo presidente de gobierno, por consecuencia nuevo consejo de ministros. Consejo formado mayoritariamente por mujeres. Hasta ahí todo correcto, ahora bien quisiera matizar algo.

Que el número de ministros mujeres sea mayor, ha sido noticia, hasta un rotativo nacional en su portada publicaba “Consejo de ministras”, el hecho de la mayoría femenina era noticia, destacada y extraordinaria.
La opinión de los medios ha sido casi unánime, se trata un gobierno formado por personas muy cualificadas, aptas para desempeñar el cargo que se les ha encomendado. Ahora bien, hay quien cree que la mayoría de mujeres en el nuevo gobierno, no deja de ser una estrategia del presidente, haciéndolo un guiño electoral al electorado femenino. Recogiendo el mensaje de las multitudinarias manifestaciones feministas de marzo pasado. En las que nuestras mujeres, salieron a la calle para reivindicar la igualdad.

Es cierto y es lastimoso que suceda, que en pleno siglo XXI siga existiendo desigualdades por razones de sexo. Que todavía se piense que una mujer no puede desempeñar ciertos puestos, simplemente por ser mujer. Es una verdadera pena, que siga existiendo la discriminación negativa.

Considerando que es mucho menos mala que la negativa, pero también estoy en contra de la discriminación positiva. Trataré de explicarles. Simplemente que en la fórmula de promesa o jura de los nuevos ministros, se le añadiera el término ministra, en cierto modo está viniendo a decir. “Oye que hay muchas mujeres en el nuevo gabinete”. Por cierto el formulario ministros y ministras, compañeros y compañeras, miembros y “miembras” , según la R.A.E. es incorrecta y no aceptada por la Academia. ¿Se utilizó el término ministra con intereses espurios?

Hace ya algunos años, muchos partidos políticos implantaron como norma obligatoria, la cuota femenina en las candidaturas, por la cual un determinado número de mujeres, tenían que formar parte de dichas candidaturas.

Yo en su día me pronuncie en contra de esa decisión, es más lo considere ofensivo para las mujeres. Así mismo me manifesté igualmente en contra, que muchos ayuntamientos en las oposiciones para policías locales, en las bases incluyeran, un plus positivo para las mujeres, ejerciendo una discriminación negativa para los hombres, positiva para las féminas.

Soy de la opinión que a la hora de ganar una oposición , acceder a un cargo, desempeñar un puesto de trabajo, lo único que debe contar, es la formación de la persona, sus cualidades y sus aptitudes para el desempeño del cargo, labor, etc.

Mientras siga existiendo discriminaciones, sean negativas o positivas, estaremos reconociendo, sino de una forma clara, si tácitamente la inferioridad de la mujer. Cuando desaparezcan entonces podremos hablar de la verdadera y auténtica igualdad entre ambos sexos.


Como siempre digo. Es mi opinión, personal y subjetiva, que no tiene porqué ser la correcta. Pero es la mía y estoy convencido de ello.