El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

miércoles, 2 de noviembre de 2016

PIE DE FOTO. DIA DE LOS DIFUNTOS

Cementerio de Tesorillo.

Hoy 02 de noviembre como es conocido por todos, es el día dedicado a los difuntos. Que al tratarse de un día laborable, las visitas al cementerio  se anticipa al uno,  día de todos los santos.

La Entidad Local en colaboración con la Tenencia de Alcaldía del Secadero, se han encargado de adecentar el campo santo, quedando todo de forma impoluta. Para aquellos que lo ignoren, el Secadero comparte cementerio con Tesorillo.


Otro año más los familiares han adornado con flores las diferentes tumbas. El ir y venir de gente ha sido una constante a lo largo de todo el día, hasta que hubo luz solar. Hoy se celebrará la tradicional misa en el lugar. 

Quiero recordar un hecho que desapareció hace mucho. Tal día como hoy desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde. La campana de la iglesia, tocaba a difuntos ininterrumpidamente. 
Para tal menester el párroco Manuel Menchén, establecía entre los monaguillos  diferentes turnos.

Puede parecer exagerado, pero eran otros tiempos, donde celebraciones de esta índole  eran mas recogida, donde los sentimientos  puede que afloraran con mayor intensidad, con menos ostentaciones.

A final lo importante es recordar y dedicarles unas horas a nuestros seres queridos,  los que no están entre los vivos