sábado, 3 de diciembre de 2016

Tesorilleando.MARIO GALIANO logra su primera victoria como profesional en la sexta prueba del Gecko con cinco golpes de ventaja


 Mario Galiano posa con el cheque de campeón. © Rafa Cabrera
Mario Galiano (-12) ha conquistado la victoria en la sexta prueba de la temporada del Gecko Tour. El jugador andaluz se ha impuesto en el recorrido Atalaya Golf Club, en Benahavís, ofreciendo una exhibición. Ha firmado un resultado total de 130 golpes en dos rondas, con una vuelta final majestuosa de 64 impactos.


Victoria sin paliativos con nada menos que cinco golpes de margen respecto a los segundos clasificados, Gonzalo Gancedo y y Jamie Dick. En cuarta posición acabaron el sueco Victor Roupe y el canadiense Michael Dart y sextos fueron Sam Connor, ganador en El Parador esta misma semana, la malagueña Noemí Jiménez y el inglés Ben Robinson.
Es el primer triunfo como profesional de Mario Galiano. El golfista criado en La Cañada se pasó hace algo menos de dos meses, antes de jugar la primera fase de la Escuela del European Tour y después de una sensacional carrera como amateur, con múltiples victorias nacionales e internacionales. Llegó a ser el Número del 3 del ranking mundial.
Mario, por tanto, abre así su palmarés como profesional con una gran victoria que, sobre todo, le sirve para reforzar lo que viene trabajando en los últimos meses. “Más allá del triunfo, que siempre es muy bueno, lo que me llevo es que me he sentido muy cómodo, he sido yo en el campo y sé que jugando así tengo nivel como para sacarle partido”, asegura.
Galiano ha construido su triunfo sobre unos nueve últimos hoyos espectaculares. Ha hecho un parcial de seis menos, con un birdie y un eagle en los tres últimos hoyos. “El birdie en el 16 ha sido tras pegar un gran tiro desde el tee (largo par 3 de unos 200 metros) y meter un buen putt de unos siete metros. El eagle ha llegando embocando un chip de unos quince metros. En cuanto la he tocado me he empezado a reír porque sabía que iba muy bien”, señala. Sea como fuere, la clave principal ha sido el drive. “Últimamente le estaba pegando la fade, cortando mucho la bola, como con inseguridad, y ahora ya estoy pegando alta y al draw. Me siento más libre jugando y me reconozco más en el campo”, señala satisfecho.
Galiano ya ganó el año pasado en el Gecko en este mismo campo, aunque todavía era un jugador amateur. Este triunfo es una magnífica manera de inaugurar una etapa que se antoja brillante viendo la cualidades del joven golfista nacido en San Martín del Tesorillo. El próximo objetivo será sacar la tarjeta del Alps Tour a través de la Escuela. Su plan el año que viene es alternar el Gecko, el Alps y el Challenge Tour.

PUBLICADO EN LA REVISTA TENGOLF