La Portada

El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

viernes, 10 de febrero de 2017

El Amor no tiene límites




Decía el apóstol San Pablo en su carta a los Corintios 

Podría repartir en limosnas todo lo que tengo
Dejarme quemar vivo
Si no tengo amor, de nada me sirve


José Luis  Perales en la Canción,  Amor sin limites

El amor es la espera si
 Es la entrega sin límites
          Y es la disculpa sin límites
         No es egoísta, ni se irrita
  No pide nada
 

Porqué les cuento todo esto. Jessica Sharma una joven de veinte años, nacida en Reino Unido. En  marzo del pasado año, al entrar en un tren de cercanías, sufrió un ataque agudo  de epilepsia. 

Eso le hizo perder la memoria. Contaba que  solo recordaba que estaba entrando en un tren, que cuando despertó estaba en brazos de una mujer que decía ser su madre. No reconocía ni a sus padres, ni a su novio, ni siquiera a  ella misma cuando se situó  delante de un espejo.

Confiesa que llegó a sentir odio por su novio, ya que el actuaba como si estuviesen enamorados.
El enamorado pretendiente de Jessica, lejos de desanimarse, comenzó a recorrer y visitar los lugares que antes había visitado cuando todo era normal, poco a poco fue ganándose  de nuevo el amor de Jessica.

Esta declara que no recuerda la primera vez que se enamoró, pero si esta segunda y que lo está profundamente.

Lo dicho el amor no conoce barreras, impedimentos, para resumir no tiene límites.