miércoles, 22 de marzo de 2017

De la máquina de escribir a la Tablet. Por Diego Quirós Ortega



En este relato, Diego nos comenta, como las nuevas tecnologías han llegado al mundo del arbitraje.
El futbol como todo va avanzado según pasa  el tiempo, de hace años atrás en el terreno de juego hemos visto como el modo de juego tanto individual como colectivo, este punto muchos más ha ido cambiando y sobre todo desde que España en 2010 consiguiera el primer mundial  de su historia. Ahora todos los equipos buscan un futbol de toque y más elaborado y con muchos juego colectivo, pero este apartado es diferente, voy al futbol que no se ve.

Hoy en día muchos de los niños no sabrán ni que es una máquina de escribir ya que es algo que poco a poco fue desapareciendo, antes la actas se redactaban en máquinas de escribir con su papeles de carbón,  6 copias que cuando tenían que darle la vuelta para redactar la parte trasera era una pequeña odisea.
Algunos vivimos esta parte de la historia del futbol cuando tenías que ir a firma el acta antes del encuentro y en la puerta del colegiado escuchabas las teclas golpear, he de reconocer que los nervios me apretaban un poco, la firma del capitán el entrenador y delegado de cada equipo se tenían que hacer antes del encuentro en la parte delantera , todos metidos en la pequeña caseta del colegiado 3 por equipos más el árbitro.
La espera una vez terminado el encuentro era parte también del día del partido ya que en la parte trasera se ponían los cambios realizados en el  encuentro las amonestaciones y el motivo; y de nuevo la firma del delgado y el colegiado debía estar plasmada. Con suerte si el partido era sencillo te ibas rápido, con algún altercado esperabas casi una hora o más.
No era nada fácil para lo árbitros cualquier fallo podía crear un problema, un numero mal escrito algo que se quedara atrás, por eso antes de firmar el señor colegiado leía todo que había puesto para evitar problemas.Hoy día todo ha cambiado y mucho.
Ya la actas son online.  El colegiado , con su Tablet en su caseta realiza todas la gestiónes .
Las licencias de los jugadores las tiene en mano entregada por cada equipo pero dentro de su programa les aparecen para que las coteje sin que se pueda producir engaño, no tiene que escribir el nombre de los jugadores  tan solo pincha la licencia y le pone que dorsal que  llevará  y señalar el capitán, no se firma antes del encuentro ni después , al final de cada partido pone a cada jugador que fuese amonestado durante el encuentro un artículo numérico que ya le aplica el motivo de la amonestación y en caso de alguna observación se la redacta., La firma al finalizar el encuentro no existe tampoco cada club tiene un código que una vez que el árbitro introduce se da por cerrada el acta.
Pero ahí  no queda todo,  antes teníamos que esperar para ver la clasificación y ver como marchamos al martes que Europa Sur , a que ese diario  actualizara, vivíamos días ese gusanillo de ver cómo fue la jornada eso nos daba de vivir esto del futbol de otro modo.
Ahora una vez que se cierra el acta en el momento, bien internet por su web o su aplicación la RFAF actualiza y puedes ver cómo vas, goleadores y resultado de rivales.
El futbol avanza y mejora. Escribo esto desde mi experiencia y mis muchas horas en campos de futbol. Otra cosa muy distinta en dirigir el encuentro, aplicar el reglamento, en este apartado no se ha avanzado casi nada, pero eso da para otro escrito.
Diego Quirós Ortega.

Comentario:  El padre de Diego fue arbitro de fútbol, desde 1974 hasta 1988. Las actas se confeccionaban a mano, la máquina de escribir era un lujo.