sábado, 11 de marzo de 2017

Tesorilleando.Viernes de Carnaval

El público de pie entusiasmado. Aplaudiendo a Los Marqueses de Larios.
Ayer viernes 10. Comenzaron los carnavales 2017, en San Martín del Tesorillo.

Todo empezaba, con el pasacalles escolar. Pasacalles organizado por el Colegio Público José Luis Sánchez. Acto en el que profesores y alumnos disfrazados, recorren las calles más céntricas de nuestra localidad.Acompañados de padres, madres, abuelos y demás familiares.

 

Llegó la noche y la fiesta continúo con el pregón, a las once , Ruben Albarran y Adrian Mariscal, se subían al escenario.

Estuvieron sembrados, simularon que llegaron tarde, por tal motivo aparecieron uno en albornoz y otro en bata de casa. En el montaje proyectaron un vídeo, donde Adrián sobornaba a Jesús Fernández, Presidente de la ELA, para que les nombrasen pregoneros, a modo de cámara oculta.

Continuaron con la evocación de sus disfraces a lo largo de los años, donde obtuvieron muchos premios. El Tren de la muerte, La Góndola, El carrito de los helados, etc.

Fueron breves y no estuvieron más de treinta minutos en lo alto del estrado.Acertando de pleno

Ruben y Adrian. Pregoneros 
 Se dio paso a las agrupaciones del municipio. La femenina de San Pablo "Echándole los polvos, nos salió un conjuro gordo".
La de Jimena "Ojú que jarta me tienes Paco" y la de la Estación "Una Chirigota con chicha". 

Se sucedieron en sus actuaciones. Todas rayaron a un buen nivel, se observó que se han currado el tipo, la música y las letras. Sin duda fueron el complemento perfecto para una gran noche de carnaval.

Aproximadamente sobre la una y cuarenta minutos de la madrugada. Llegó la apoteosis. Los Marqueses de Larios aparecieron en escena.

Mágnificos, excelentes, fenomenales, extraordinarios, maravillosos, grandes, cumbres, excelsos, así continuaría pero no quiero cansarles con más calificativos. Les prometo que para nada exagerados .

Un dato muy significativo de su actuación. Consiguieron callar hasta los de la barra, que en todo evento de este perfil, no hay quien los calle, molestando al resto del público que quiere ver y oír.

En Tesorillo, tenemos a un trovador del siglo XXI, se llama Miguel Ángel Martín Padilla, autor de las letras de los Marqueses y por supuesto componente de la Chirigota.

Humor, sarcasmo, ironía, reivindicaciones, orgullo tesorillero, reconocimiento a colectivos, todo eso salió a relucir en la noche del viernes. Magistralmente interpretado por él y sus compañeros de agrupación.

El pasadoble dedicado a la Casita de Campo, a la que encarnan en una anciana, enferma y abandonado por todos, nos puso la piel de gallina. Simplemente genial.

Me consta que esa figura no existe, pero había que inventarla. Chirigota Tesorillo, debería ser declarada, como patrimonio de interés cultural tesorillero. Nos hacéis sentirnos orgullosos de vosotros y orgullosos de ser tesorilleros.

Ante tanta excelencia, el público se entregó de principio a fin, no podía ser de otra forma. Estuvieron en el escenario una hora. Si llegan a ser tres, no se hubiese movido nadie. Como decía anteriormente, apoteósico.

Y para hoy sábado, el concurso y pasacalle infantil, a la noche , el concurso de disfraces y pasacalles de adultos. Que decir, que no se haya dicho de este pasacalles. Quizá las palabra más repetida, pero la más recurrente un referente en muchos kilómetros a la redonda.