El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

miércoles, 24 de mayo de 2017

Fernando Miguel Vargas Baeza.Ilustre Tesorillero.

Vargas con un cuadro de la Virgen
de los Dolores. La corona que luce la imagen
Obra del Maestro Cerralbo.
Si observamos la fachada del edificio multi usos de la Entidad Local Autónoma de San Martín del Tesorillo. Comprobaremos que existe  una placa con la siguiente leyenda:

El Ayuntamiento de Jimena
a su ilustre hijo Tesorillero
el pintor:
"Fernando Vargas Baeza"
octubre 83
Esa placa fue colocada en honor del pintor tesorillero   Fernando Miguel Vargas Baeza,  coincidiendo con la inauguración de la primera fase de la Casa de la Cultura, en octubre de 1983 como consta en dicha placa.
Aprovechando la ocasión, unos antiguos alumnos suyos, entre los que  destacaron  en la organización, Pedro López Gámez y Sebastian Gutiérrez Gil, organizaron una exposición de parte de sus obras, bajo la dirección del tristemente fallecido pintor, José Ramos Zambrana.
De ahí la placa, de no haber sido por la exposición, no se hubiesen acordado  para nada de nuestro artista. Como tantos, en nuestro país los reconocimientos, los homenajes, vienen cuando el protagonista no puede disfrutarlo. Después de eso, olvidado por completo.



No fue su única exposición. En el 1971, con motivo  de la Feria del Corpus, el por aquel entonces párroco de Tesorillo, Manuel Menchén Camacho, le organizo otra, siendo el lugar escogido el salón parroquial
Placa en honor de Vargas.
Miguel Vargas, como era conocido por sus paisanos, nació el 23 de febrero de 1903, en su partida de nacimiento se lee, domicilio : Colonia de San Martin del Tesorillo. Es que en 1903, Tesorillo era una colonia agrícola, propiedad de las sociedades constituidas por Los Larios.
La Marquesa de Marzales, mujer amante del arte, vio sus cualidades y se erigió en su mecenas. Así pudo cursar estudios en las escuelas de Bellas Artes de Sevilla y la de San Fernando en Madrid.
Es imposible vaticinar que hubiese ocurrido, si no estalla nuestra guerra civil, pero el conflicto cortó de raíz la progresión de nuestro artista.
Terminada la contienda, obtiene una plaza de funcionario en el sindicato vertical, teniendo su puesto en la localidad cordobesa de Fernán Núñez. Allí contrae matrimonio, su  esposa  ejerció  de comadrona, con la cual tiene tres hijos, dos varones y una mujer.
Por razones, oscuras y puede que Miguel fuese la víctima de ciertas irregularidades, pierde su plaza de funcionario. Las desgracias no vienen solas, su matrimonio fracasa y se vuelve a Tesorillo, en los años cincuenta.
Exposición 1971
A mediados de los sesenta, la suerte le cambia y acierta una quiniela, no estamos seguro, pero creemos que fueron trescientas mil pesetas lo que le correspondió, cantidad muy considerable por aquel entonces.
Con ese dinero, monta un almacén al por mayor de ultramarinos, que con el paso del tiempo fue ruinoso. Se ve que Vargas, lo suyo no eran los negocios, lo que realmente valía era para la pintura.
De ahí hasta su muerte, el 21 de febrero de 1982, vive de su arte. Recurre al retrato, que no era su fuerte, aunque lo ejecutara  con maestría, dando clases de pintura, llegando incluso hasta a realizar rifas con sus cuadros.
Vivió de manera bohemia, como muchos artistas. Gracias a  la bondad de María Marín, una señora que tenía una casa de huéspedes y que se apiadó de él. Manteniéndolo en su casa hasta el final de sus días. María comentaba, que su padre antes de morir, viendo que Miguel nunca haría carrera, le encargó que no le abandonase, quizá por ello y porque María era una buena mujer, no le falto un plato de comida y un techo donde guarecerse. No le faltó lo esencial, pero si llevó una vida muy modesta.
No sabemos de arte, pero a quienes hemos preguntado, coinciden que su estilo era realista, a modo y semejanza de Antonio López. Que aunque pintó muchos retratos , no era su especialidad preferida. Y sobre todo era un fenomenal copista.

Obras de Miguel Vargas



Nos preguntamos .¿ Saben los tesorilleros, de la transcendencia de este artista?. Las nuevas generaciones, sin temor a equivocarnos no, apuraría que ni le conocen.
Estimamos que su memoria no ha sido lo suficientemente reivindicada, resaltada, difundida  . No hay nada o casi nada escrito sobre su persona y sobre todo su obra. Siendo un perfecto desconocido para gran parte de sus paisanos.
Afortunadamente, son muchos los cuadros, dibujos y bocetos que están entre nosotros y fuera de nuestros límites.
¿ Por qué no otra exposición, para difundir la obra de  este ilustre artista tesorillero?. Al menos debemos  honrar su memoria. Difundiendo sus cuadros y recuperando para la historia local su figura.
Por cierto no estamos sobrados de auténticos artistas, como lo fue Miguel Vargas.