lunes, 24 de julio de 2017

Escuelas rurales

Escuelas rurales de Montenegral Alto y Acebuchal.



Las fotos antiguas, suelen producir gran satisfacción. Somos  de la opinión que a todos o casi, claro que dependiendo de la foto.

Recientemente,  un  buen amigo Pepe Carabantes, criado en Montenegral y residente en Ceuta, ha tenido a bien  publicar una foto, donde se ven un grupo de niños de ese poblado de primera comunión junto al sacerdote Manuel Menchén y María Peña, que ejercía como maestra rural , por cierto esposa del maestro  tesorillero Juan Bañasco.


La instantánea está tomada en la que fue escuela capilla de Montenegral. Al lado figura otra  tomada en la homóloga del poblado del Acebuchal (captada  del Blog de Rosi) , que aunque esté ubicado en la provincia de Málaga, muy cercano a Tesorillo. Por lo que para los mas mayores, muchos de los niños que figuran en ambas serán reconocibles.

Ese tipo de construcciones se levantaron a mediados de los cincuentas, como decía anteriormente, próximo a nosotros tuvimos las dos mencionadas, pero un poco más lejos en la Barca Moreno y  la Venta Los Nogales , existieron  otras dos , al parecer , la de la Barca  como la del Acebuchal, aún se conservan los edificios,  la de Montenegral, terminó siendo derruida.

Eran construcciones muy simples, por general constaba de una sola aula, que durante la semana se utilizaba como clase y los domingos como capilla, donde se celebraba la santa misa. ( Pacurro asistió muchos domingos como monaguillo acompañando al padre Menchén).

Se ubicaron en zonas alejadas de los centros de población, aunque hoy esas distancias parezcan baladí, hay que situarse en aquellos años, donde los medios de locomoción escaseaban y el traslado se hacía harto difícil .

Según tengo entendido, los maestros encargados de impartir la enseñanza en esos centros, eran de menor graduación que los maestros nacionales , como se les conocía entonces a los profesores. El nivel de exigencia era menor. Llegando incluso a ejercer como tales , personas sin graduación alguna, solo bastaba que atesorara ciertos conocimientos básicos.

La ley de 1970, las abolió, aunque algunas pervivieron a lo largo del tiempo, sobre todo por su ejemplaridad, como la del Colmenar, en el término municipal de Cortés de la Frontera. Pero la emigración de las zonas rurales, la mejora en las carreteras, la creación de escuelas hogar, los medios de transportes, acabaron por su total desaparición.

En una España, precaria, donde la vida en el campo era muy dura, aportaron algo de cultura y formación,  a los hijos de esos sufridos campesinos, que trabajaban de sol a sol por un mísero jornal.