La Portada

El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

martes, 14 de febrero de 2017

75 Años casados

 Eulogio y Martina se miran enamorados

Ya  he manifestado que no soy partidario de la fiesta de San Valentín. Pero la historia que les traigo  hoy, extraída del Diario ABC,  merece la pena reproducirla. Ellos si celebran el día de los enamorados de una forma sincera y veraz.




Eulogio Martínez Navarro tiene 100 años,Martina Abian Cebollas, de 95 años.

Este año cumplen 75 años de casados. Sí, 75. La boda se celebró un 26 de noviembre de 1942 y desde entonces, jamás se separaron.

La pregunta obligada, tanto para los que creen como para los que reniegan del matrimonio, es cómo es posible tener el mismo compañero, y más importante aún, seguir amándolo, durante 75 años. La respuesta, de ambos, es contundente: «paciencia». Y sobre todo: «quererse mucho». Parece fácil, ¿no?

  Para ellos sí. Martina lo que no entiende es precisamente lo contrario. «¿Por qué ahora la gente solo llega a los tres meses, o a los dos años? Siempre se discute, cómo no, y más estando tanto tiempo juntos, pero hay que tener paciencia»

Al cumplir ella 18 y él 23 se hicieron novios. «Le pedí que tuviéramos una relación y me di cuenta que ella lo estaba deseando», cuenta Eulogio con un humor arrollador. «Sí es cierto, a mí me gustaba mucho, era muy guapo, muy formal, me encantaba, ¡tiene cien años y mira cómo está!», cuenta Martina, que también supo enamorar rápidamente a su esposo. «Es un poco pequeñita, pero me gusta toda, de arriba a abajo»

En este matrimonio nunca existió el «estar por estar», la comodidad. Si llegaron a las bodas de platino no fue porque les ganó la rutina, sino por la necesidad de estar juntos. «No podemos estar el uno sin el otro», 

 Hoy celebran San Valentín. Como celebran cada aniversario. También, han sido premiados por Encuentro Matrimonial, un movimiento católico que reconoce las uniones más duraderas. No hay dudas del amor, pero ¿de la pasión? «Yo ya no sé lo que es eso», dice Eulogio riendo. Sin embargo, siguen durmiendo juntos. «Pero a veces me empujas», le reprocha él.