La Portada

El autor de esta portada, es el joven pintor tesorillero David Solis Illana, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

Vamos a descifrar, lo que ha querido transmitir David, con su obra. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

lunes, 3 de abril de 2017

Pie de Foto. Misa de Once

En esta foto en la que aparecen en primer plano Manuel González Cano (q.e.p.d.) "Manolo El Ditero" y su esposa Milagros Lobo.


Está tomada un domingo después de misa de once. Por supuesto la celebración se produjo en nuestro antiguo templo.

Para este acto religioso el templo se quedaba pequeño. No se que aforo podía tener nuestra primera iglesia. Pero si se podían reunir perfectamente varios cientos de personas.


A la iglesia se accedía por tres escalones,  entrabas  en  una especie  de distribuidor, que estaba limitado por una gran puerta frontal, con dos pequeñas puertas a ambos lados que daban acceso al templo.


Para esa misa esa puerta se abría para que la capacidad fuese mayor, dando la circunstancias que había personas, que oían misa ( es un decir) desde el último escalón.  



Eran otros tiempos. Inclusive  la misa de once, aparte del sentido religioso era un acto social. Se lucían las mejores galas. Celebrar una boda un domingo y en misa de once, era signo de distinción

Después de la celebración se entablaba los corrillos de tertulia, para dar paso el vermut sobre todo en el Bar Central  , por supuesto quien pudiese