sábado, 17 de junio de 2017

Cabalgata


Se celebró el pasado jueves la cabalgata  de Feria. Una vez más hay que decir, fenomenal. Una gran cabalgata.
Encabezado por unos cincuentas jinetes, de ambos sexos, ataviados la mayoría con atuendos andaluces, hubo alguna amazona que lo hizo del modo clásico. Varios carros tirados por caballerías, en uno de ellos viaja la madrina de honor Loli Calvente.


Uno, simpatiquisimo tirado por un poni, al lado su cría, conducido por unas guapisimas nenas. Un grupo de  teatro,  realizando un pasacalles sobre enormes zancos, hay que reconocer que arte, bailar y bien sobre esos artilugios.
Quince o más tractores arrastrando remolques, con diversos motivos, imitando una charanga, o una carreta rociera, o simplemente un grupo de personas cantando y bailando, en definitiva pasándolo bien.
Dos grupos a pie, uno de animación y el compuesto por las chicas de la gimnasia rítmica, con coreografía incluida.
¿Recuerdan la carroza de los carnavales de Cenicienta?. Que trajo su polémica. Pues  fue adaptada para esta feria, ¡bravo ! por sus componentes.
Las dos carrozas, con las cortes infantiles y juveniles. Todo muy bonito , en definitiva  muy bien, por otra parte habitual en Tesorillo.
Pero Blog Paqurro, no es ni pretende  ser el órgano de propaganda de la ELA y de la Comisión de Festejos. Reconociendo la extraordinaria labor llevada a cabo, los esfuerzos, el trabajo, los de la comisión de manera altruista, felicitándolo por ello.
Queremos poner un pero a la cabalgata. Le faltó una banda de música, sin ella  la comitiva, estuvo un tanto desangelada. Es una auténtica pena, que  bandas de antaño hayan desaparecido de nuestra cabalgata.
A un buen caldo de puchero, si le añadimos unas matas de yerba buena, sabe mejor. Más o menos eso le ocurrió a la cabalgata de feria.
Somos consciente que todo cuesta mucho dinero. Pero también pensamos, si en otros lugares del término municipal y localidades cercanas si, por qué Tesorillo no.
La ELA, debe aprovechar el potencial que le brinda los tesorilleros y algunos de fuera, contribuyendo al esplendor de la citada cabalgata. Ese potencial hay que cuidarlo y hasta mimarlo.