Esta portada, es obra de David Solis Illana,pintor tesorillero, amigo y vecino del administrador de este blog, Francisco Quirós "Pacurro".

En ella , David ha querido transmitir lo siguiente. Comenzando por la parte inferior izquierda. Las dos líneas que transcurren paralelas, representan a los ríos Genal y Hozgarganta, los cuales confluyen en una tercera línea, que encarna al Guadiaro, del cual son afluentes. Son los tres ríos, que discurren por nuestro pueblo. Origen de una fértil huerta, donde prevalece la calidad de sus cítricos.

El circulo final, es el sol el cual alumbra los cuatro puntos cardinales, que son esas cuatro curvas adosadas al contorno del citado círculo.

Nuestro artista, considera que agua y música, van estrechamente unidos, por eso, los tres ríos y el sol, configuran la forma de un diapasón, (instrumento musical),

Las letras de la parte superior, son las gentes de Tesorillo. El árbol de donde sale la p de pacurro, es un naranjo, que representa a la familia, con sus dos ramas, los hijos que tiene el administrador, de esta página.

Las hojas tienen forma de gotas de agua, porque como decíamos antes, el agua, es la principal fuente de riqueza de San Martin del Tesorillo

sábado, 26 de mayo de 2018

LIBRO DE FERIA 2018. LA MUJER DEL TRABAJADOR EN EL SIGLO PASADO, POR JUAN GONZÁLEZ QUESADA



Juan González Quesada, "Juanito el Chico", ha querido sumarse este año al Libro de Feria. Aportando el siguiente artículo.

Con estos renglones quiero hablar de nuestras antepasadas o sea de nuestras madres, abuelas, bisabuelas y más atrás. Por lo menos recordarlas por la importancia que tuvieron en la historia de nuestro pueblo.



De todos es sabido el problema que en aquellos tiempos se padecía aquí con el tema del agua. Nuestras protagonistas la tenían que llevar a sus casas con cántaros en el cuadril , desde la fuente que estaba en la plaza y a veces, como en el verano se secaba el manantial, desde el tracatá que estaba en el molino.

Y ahora llega la hora de la comida que ya ella ha cocinado para su familia, especialmente para su marido.¡Ah!, pero ¿donde está este hombre?. En el campo trabajando, y a la una del medio día cae a comer, y aquí está nuestra buena mujer, que lo tiene que dejar todo y ponerse en camino para llevarle una olla de comida a su esposo.

Alguien que no haya conocido esto dirá, ¿ y eso que mérito tiene?.Pues piensa que en su casa no hay agua, ni mucho menos lavadora, el río no está detrás de la puerta, la ropa se mancha y hay que lavarla, pues para el río con la panera a cuestas.

Decidme si no era dura la vida de estas señoras, aquí hay para escribir un libro, que algún día pueda que lo escriba. Y termino pero no sin decirle a nuestros gobernantes que se acuerden de ellas y se le hagan algún recuerdo, como un monolito o algo por el estilo que se lo merecen tanto como sus compañeros.

Juan González Quesada