miércoles, 2 de diciembre de 2015

¡MEA CULPA!


Para nada es mi intención  a través de mis escritos, ser muy crítico. Considero que para criticar hay que estar muy informado a la vez que formado, con mucho conocimiento de causa. Modestia aparte, son cualidades de las que no estoy sobrado.
No obstante,  he analizado situaciones y he vertido de manera osada mis comentarios, insisto sin estar lo suficientemente facultado para ello.
Pero no solo es la imagen exterior la que cuenta, la más verdadera y valiosa es la interior, la que pocos conocen. Por eso, quiero criticarme, entonar el mea culpa a modo de penitencia.
--Me critico por:
--No ser lo suficientemente solidario, con todas las desgracias que asolan a gran parte del planeta.
--Comprar  productos  a sabiendas que han sido fabricados con mano de obra barata, explotada y lo más grave, confeccionadas con manos infantiles
--No me he implicado para nada en tratar de salvar el planeta. Resultando ser un egoísta, cuando lleguen las consecuencias del tan temido cambio climático, ya no estaré en el mundo de los vivos
--Me ha costado reconocer o no lo he hecho. Que otros son mejores, buscando excusas inexistentes, en vez de practicar la humildad.
--He sido participe pasivo de algún comentario injusto hacía un tercero, con la cobardía, de hablar del ausente.
--No he tenido los arrestos suficientes para cortar de raíz, acusaciones falsas. Empleando la prudencia y la diplomacia, con quien no las merecía.
--Me ha molestado el éxito de ciertas personas, por  el único motivo que no me son simpáticos.
--En alguna ocasión que otra mi lengua  se ha transformado en viperina.
--He juzgado, valorado, sin respetar la libertad del prójimo. No considerando, que cada cual  es libre para hacer lo que le venga en ganas,  por supuesto sin molestar al resto.
--De forma hipócrita he dicho muchas veces lo que querían oír los demás.
 --No he perdonado lo suficiente, con los que subjetivamente me hicieron daño. 
--Me ha superado la soberbia. Rechazando quien ha venido de frente haciendo  ver mis errores, en vez de agradecerle su ejercicio de sinceridad.
--Etc., etc., etc., etc.,

Espero, deseo y les suplico no me lo  tengan en cuenta.


Quien esté libre de culpas que me tire la primera piedra